YO SOY DIOS

FICHA ARTÍSTICA Y TÉCNICA

Yo soy Dios, o podría serlo sin ningún problema. 

Dramaturgia: Jaime Coello, a partir de Ricardo III, de William Shakespeare.
Dirección: Juan Carrillo.
Intérpretes: Adrián Alarcón, Marissa Saavedra, Amanda Schmelz, Alejandro Puente, Jorge Chávez Caballero e Ismael Corona.

LA CRÍTICA

Atraparte

Con Yo soy dios…, Juan Carrillo vuelve a un autor que, sin dudas le ha dado muchísimas satisfacciones, y que ha sido un deleite para el muy numeroso público que ha podido disfrutar de Mendoza en donde traslado a Macbeth a la revolución mexicana, en una muy exitosa puesta y apuesta, tanto en nuestro país (con varias temporadas en diferentes circuitos teatrales), como fuera del mismo.
 
Juan Carrillo, caminando sobre navajas, ofrece un muy moderno Ricardo III, que ni duda caben estaba seguro de ser Dios, o de poder serlo sin problema, en un montaje audaz, valiente, que, sin duda, molestará a más de uno, en donde sus muy corrompido personajes tiene, como diría Simone de Beauvoir Una muerte muy dulce, con sabor a chocolate, enhorabuena por este audaz creador que arriesga asumiendo que puede fracasar en el intento, como NO sucedió ni sucede en sus dos intervenciones Shakespereanas. Un dato curioso, que, seguramente no se repite con frecuencia, o no se ha repetido es que un actor interprete al mismo personaje en dos propuestas diametralmente opuestas, el joven y talentoso histrión Adrián Alarcón, que sale adelante en sus dos diferentes interpretaciones.